¿POR QUÉ ES IMPORTANTE REALIZARLE CHEQUEOS REGULARES A TU GATO?

¡Un gato sano es un gato feliz! Un chequeo veterinario completo es como un control de salud integral para nuestra mascota, dónde se hace una revisión general para detectar cualquier problema de salud a tiempo.

Tener gatos en casa es una experiencia gratificante, pero también implica una serie de responsabilidades importantes. Una de estas responsabilidades es llevar a tu felino al veterinario regularmente.

Y es que cuando tu gato enfrenta algún problema de salud o lesión, sueles recurrir al veterinario, quien se concentra en resolver el problema específico en esas visitas. Sin embargo, las revisiones periódicas son mucho más exhaustivas y brindan al veterinario la oportunidad de identificar sutiles cambios en la salud física general de tu mascota.

Por ello, los veterinarios de Wisko, recomiendan llevar a tu gato a revisiones al menos una vez al año, incrementando la frecuencia si es mayor o tiene necesidades médicas particulares. Otro beneficio de estas revisiones anuales es que permiten que tu gato se acostumbre a visitar al veterinario incluso cuando está en buena salud, lo que puede fomentar la creación de un vínculo con su veterinario.

Cabe resaltar que la familiaridad con el veterinario y con salir de casa podría disminuir el estrés típico que experimentan los gatos cuando se les saca de su entorno habitual.

LAS VACUNAS ANUALES QUE DEBE TENER TU GATO

Es crucial destacar la importancia de las vacunas anuales para gatos, ya que ayudan a prevenir la contracción de diversas enfermedades, como:

  • Gripe felina (virus del herpes felino, calicivirus felino)
  • La enteritis felina (parvovirus felino)
  • El virus de la leucemia felina
  • La clamidofila felina, una bacteria que puede causar conjuntivitis.